15/9/15

Agar.io y encontrar pareja

 Estoy muy viciado al Agar.io. Es uno de esos juegos que son una absoluta chorrada pero son absolutamente adictivos. Ya he conseguido llegar al número uno un par de veces y mantenerme durante un rato largo, así que supongo que la adicción irá bajando poco a poco.

El caso es que mientras navegaba por el papel cuadriculado comiéndome células más pequeñas con nombres de países y líderes políticos me di cuenta de que la victoria y la derrota en el Agar.io es un poco como la búsqueda activa de pareja. A veces pierdes nada más salir a la palestra y te da igual. De hecho eso puede suceder un montón de veces seguidas, porque según empiezas tiendes a ir más distraído. Pero no pasa nada; le vuelves a dar al start y más suerte la próxima vez. Sin embargo, a medida que vas creciendo y acumulando minutos sobre el terreno de juego, la derrota va haciéndose cada vez más dolorosa y cuando pierdes irremediablemente ya no te quedan ganas de jugar. De hecho ni siquiera hace falta perder: de ser el rey de la pista puedes acabar reducido a una célula enana que ha sobrevivido de milagro, que sí, que tiene su mérito, pero a partir de ahí da pereza reconstruir tu imperio. Mucha pereza.

Pues así funciona la Vida, supongo. La gente que quiere reconstruir su imperio después de estar en la cima y pegarse el batacazo es la que realmente vale. O la realmente masoquista.

P.D.: también lo hay disponible para Android, pero no termino de cogerle el tranquillo.