21/10/14

Por qué Los Simpsons ya no son lo que eran

'amos a ver, ¿alguien lleva Los Simpsons al día? Todo el mundo se baja los capítulos de las series que sigue poco después de que salgan en la televisión correspondiente, pero poca gente lo hace con Los Simpsons. Seguramente la cuestión no es que pasen de hacerlo; sencillamente es que ni se les ha ocurrido. Yo llevo la serie al día desde hace un par de temporadas; al principio me daba un poco por saco acostumbrarme a las voces originales, pero bueno, me acostumbré. Y no, Los Simpsons de ahora no son una mierda. Creo que ya lo defendí en otra entrada hace tiempo. A grandes rasgos, podría decirse que tuvieron una larga etapa de genialidad absoluta, luego cayeron en la penosa etapa del Jerkass Homer y la Padredefamilización (porque Padre de familia sí que es penosa, al menos en comparación), y luego recuperaron, aunque sin llegar a los niveles de antaño. No soy tan freak como para saberme las temporada y los capítulos exactos en los que se da el cambio de fase, pero vamos, que a grandes rasgos es así.

A ver, lo que falla en Los Simpsons actuales son las referencias culturales. En los años gloriosos estaban perfectamente encajadas en el guión; no sabías que estaban allí hasta que te hacías más viejo y más sabio y al revisitar el capítulo lo veías todo de otro color. A saber cuántas cosas hay que aún se me escapan, y en las que no repararé hasta dentro de mucho. Ahí está la gracia. Es como una serie infinita, o como Gigamesh, esa reseña imaginaria de Stanislaw Lem sobre un libro que habla absolutamente de todo. En las últimas temporadas esto no es tan así. Es mucho más burdo. De hecho esta entrada viene a cuento de que en el último especial de Halloween: Bart y Lisa bajan al Infierno (larga historia) y lo primero que se encuentran es a un crío cumpliendo el típico castigo de escribir una frase 500 veces en la pizarra. Entonces llega Bart y le dice:

-Hey, amigo, ¿por qué estás aquí?
-Herejías, como el docetismo.
-¿Docetismo?
-La creencia de que el cuerpo de Jesús era sólo una ilusión, ¿sigue siendo eso importante?

Aparece Nelson:

-¡Haaa-haaa, tus herejes fueron perdonados por el concilio de Palermo! 

Concilio del que nunca he oído hablar, por cierto. En cualquier caso, un poco forzado, ¿no? De hecho últimamente parece que todas las apariciones de Nelson son para meter cosas así. El problema de que sea tan forzado no sólo es el que tienen todas las cosas metidas con calzador, sino que además, el que no sepa de qué va la alusión tendrá irremediablemente la sensación de que se está perdiendo algo, de que ahí hay un hueco de [inserte su risa aquí] que no puede llenar. Y eso se nota. Antes te reías de todas formas, y poco a poco ibas encontrando motivos para seguir riéndote. Ahora ya no es así, y quizá ya nunca lo sea. Pero yo estaré con la familia de Homero mientras no vuelan a intentar ser lo que no son.

2 comentarios:

Opiniones incorrectas dijo...

Yo los veo en Neox, no sé si son los últimos o como va, aunque muchos no los he visto antes, pero me siguen molando igual que siempre.

Luis-kun dijo...

Pues hace tiempo vi algunos bastante nuevos, pero no sé si era en Neox o en A3 de toda la vida.