5/10/12

Torbe: Sexo Cerdo

Ya lo avisaba Santiago Segura en el prólogo: aunque para echarse unas risas está bien, "este libro es un engendro que debería ser prohibido por las autoridades sanitarias". Se quedó corto. Es basura de la gorda, que demuestra que esto de tener ebook e internet (¡infinitos libros gratis!) se me ha ido totalmente de las manos.

Es un libro muy corto, pésimamente escrito y repletito de faltas de ortografía. Supuestamente es un compendio de consejos para que los hombres podamos satisfacer sexualmente a nuestras posibles compañeras sexuales, pero lo único interesante que vi en ese sentido fue el capítulo de cómo comer bien un coño, que vino precedido por unas veinte páginas de divagación sobre lo maravillosos que son los coños. De hecho, la mayor parte de esta cosa son divagaciones y teorías en torno a las pajas y el follar. Básicamente lo que viene a decir es que para disfrutar de la vida hay que follar mucho y con mucha gente, que follar siempre con la misma persona es un muermo y que la gente que no adopta esta filosofía de vida está poco menos que amargada. En parte tiene razón, aunque personalmente creo que, si lo que buscas es sencillamente un desahogo, lo mejor es conformarse con una pajilla. Y aunque el Tito Torbe ya se ha tirado a más de mil jamonas, cifra desde luego envidiable, se puede leer entre líneas cierto resquemor con aquellas que ha querido tirarse y no ha podido. Como esa espinita clavada que todos tenemos, que nos da esa dosis de humildad cuando nos va bien y esa dosis de voluntad cuando nos va mal. Lo más gracioso de todo es ver que el autor se pone cachondo él solito a medida que va escribiendo, degenerando algunos capítulos en algo que no sé muy bien cómo describir.  Este tío está aún más enfermo de lo que pensaba.

Pero, para que os hagáis una idea de lo que es el contenido del libro, voy a finalizar este vergonzoso post con una serie de frases aleatorias sacadas de contexto (aunque incluir el contexto tampoco es que fuera a cambiar mucho):
  • ¿A quién le gustaría penetrar la barba de un afgano?
  • A las tías lo que les mola es que les toquen la espalda y luego las peras, jajaa, las tetorras, jaja. 
  • Haber llegado hasta aquí me ha costado ríos y ríos  de lefa sacadas de mil y una pajas. 
  • ¿Quieres desenamorarte de una tía? Pues imagínatela cagando.
  • El misionero es una postura arcaica propia de civilizaciones antiguas. 
  • Hay que ejercer un control mental sobre el otro cerebro que es la polla, como hacen los jedis con la fuerza. 
  • El hombre viene del cerdo, aunque nos hayan dicho que venga del mono.

3 comentarios:

Opiniones incorrectas dijo...

Con esa cara es virgen fijo!!!

Jadeth dijo...

Pero que ascoo, por Dick, Crom y Benisala!!!
No pienso leerlo ni por curiosidad, no sea que me tire mil y un vómitos en su cara de cerdo!! jajajaja

Luis-kun dijo...

Es una total pérdida de tiempo xD Yo creo que si no llego a tener un blog para hacer la reseña, ni lo leo.