1/3/12

¡Huid! ¡Llegan las elecciones a rector!

"Campaña electoral II", por Andy Warhol

Todavía no había despertado del todo cuando entré en el campus de Mieres y lo vi todo lleno de caras de Gotor. ¡Aaargh! Ni me acordaba ya de que vuelven, después de cuatro años, ¡las apasionantes elecciones a rector de Uniovi!

La campaña electoral de los cartelitos y los actos públicos es un despilfarro que no tiene nada que ver con la verdadera campaña electoral: la que se hace en los despachos de forma semiclandistina, donde las vaguedades de los folletos son sustituidas por lo que de verdad importa: que si yo salgo elegido rector, tú publicarás, tú serás catedrático, tú tendrás un puesto aquí y allá. Las redes de colegueo (lo que los chinos llaman guanxi), clientelismos y chanchullos pesan más que cualquier programa. Que salga algún valiente personal docente e investigador y lo reconozca en público, que ya va siendo hora.

No penséis que con los alumnos son más difíciles los caciquismos por ser el grupo mayoritario (y con menos peso electoral). Precisamente es más fácil porque la tónica general es de pasividad y desinformación, por este orden. Vota menos de el 10% del censo, y de entre ellos hay un 1% que es el que convence a la mayoría de esa minoría de votantes. Esos son los que importan; a ellos hay que pedirles el favor para devolvérselo en al futuro. Yo mismo apoyé hace cuatro años a Santos González (en otro orden de cosas un señor muy simpático y alegre) porque me lo había pedido un chaval que se mató a trabajar durante toda la campaña, y dudo mucho que fuese a cambio de nada. Al final Santos no se comió un rosco y las cosas siguieron como siguieron, pero yo cené dos veces por cuenta de Uniovi, y podrían haber sido más si hubiera hecho como otros y me hubiera apuntado a todos los bandos. Para eso pagáis las tasas, compañeros y compañeras.

Esta vez se enfrentan Vicente Gotor, el que hace cuatro años dijo que iba a construir aparcamientos para todos y no hemos visto ni uno, y Paz Andrés, la de vótame por ser mujer. Yo ya tengo claro a quién voy a votar: ¡al partido de las cenas gratis!

2 comentarios:

AitorL dijo...

¡Hostias! ¡No pongas un enlace al feisbuc de Cubero sin advertir antes que puede herir sensibilidades!

Qué tiempos aquellos en los que creíamos que podíamos hacer algo por la universidad, cuando lo cierto es que a estas alturas ya sólo se puede arreglar con gasolina y una cerilla.

Un saludo.

Luis-kun dijo...

Jajaja todo el mundo reacciona igual ante Cubero; el tío en Halloween debe de triunfar.
Lo de gasolina y cerilla en la uni (y en el banco, y en el parlamento, y en según qué bares...) ya entra en la categoría de sueño húmedo, por mucho que les joda a los jipis.