6/1/16

The end of the tour

 ¡Por fin! La película basada en los cinco días que David Lipsky pasó con David Foster Wallace y que en 2010 dieron lugar al libro Although Of Course You End Up Becoming Yourself: A Road Trip With David Foster Wallace. En principio fue un reportaje para la Rolling Stone, donde Lipsky colaboraba como redactor, pero tras la muerte de DFW esas 14000 páginas de entrevistas transcritas merecían una salida más amplia. Que no me he leído, por cierto, pero todo se andará. De momento, hablemos de la peli.

Lo primero que hay que decir es que Jesse Eisenberg no se parece en nada a David Lipsky. Se daba un aire a Mark Zuckerberg, pero a Lipsky ni de coña, así que vete a saber tú lo que se habría fumado el director de casting el día que se le ocurrió que era una buena idea traer a Eisenberg para este papel. En cambio Jason Segel sí que logra darse un aire a Wallace; no es que se parezca mucho tampoco, pero el trabajo de caracterización ha sido bueno. Además, para muchos no nos es fácil mirar a este actor y ver a alguien que no sea Marshall Eriksen, pero en este caso Marshall hizo un gran trabajo y me creí totalmente al personaje, algo distinto de lo que suele interpretar habitualmente.


En su conjunto, la película en sí es el típico cine indie americano. Guión sencillo, sin muchas florituras, técnicamente correcto y muy sentimental, a ratos incluso un poco moñas. Nos retrata a DFW como lo que era: un tipo con muchas contradicciones internas que le hacían la vida imposible, que se comía mucho la cabeza por ser uno más de la sociedad americana contemporánea que tan brillantemente criticaba en sus textos. Pero que de cara al público intentaba (en ocasiones sin mucho éxito) pasar por una persona perfectamente normal. Creo que la película, por una parte, retrata ese aspecto muy bien y no debemos exigirle mucho más, pero por otra parte lo cierto es que se trata de una peli que no engancha, salvo en momentos puntuales, y que sólo gustará a los fans del autor.  Y el problema no es que esté mal contada. Simplemente es que no hacía falta, que hay cosas que es mejor descubrir en los libros. No se puede hacer películas de todo.

2 comentarios:

Raquel Cuétara dijo...

Tengo sentimientos encontrados respecto a esta peli. Aún no la he visto eh, me lo estoy pensando, aunque la acabaré viendo, sinceramente. El caso es que obviamente voy a ver/leer cualquier cosa de DFW, pero me tira pa atrás la peli esta. No sé si será porque no la veo necesaria, porque temo ver a Jason Segel haciendo este papel o porque no soporto a Jessie Eisenberg (me parece lo peor, en muchos sentidos). Al menos con lo que dices, me quitas el miedo a lo de Jason Segel, oye.

Luis dijo...

A mí Marshall me gustó bastante y Zuckerberg meh, pero sí, la peli es totalmente innecesaria xd