7/1/15

El 7 de enero es un día guay

Porque por fin se acaban estas emotivas fechas, la invasión de fotos de regalos de reyes en las redes sociales va cesando poco a poco y todo vuelve a la normalidad. He pasado de la ilusión infantil por la magia a la ilusión infantil por los regalos, de ahí al odio rebelde de canción de Ska-P, luego cierta indiferencia y ahora he llegado a un punto de desidia o hastío o lo que sea, algo malo en cualquier caso. De esto que dices: pero por qué tenemos que juntarnos todos sí o sí si ya nos vamos viendo individualmente a lo largo del año y además no estamos celebrando nada que sea de nuestra incumbencia, ¿es que nadie más lo ve? Etcétera. La cabeza me dice que debería ser menos listillo y limitarme a disfrutar como suelo hacer en otros contextos en los que, por cierto, no procede. Pero no me sale. Debe de cuando le pones decoración navideña a un sitio deprimente como es este pueblo se crea un efecto ironía que lo hace más deprimente aún. Y esto con el paso de los años lo voy llevando cada vez peor.

2 comentarios:

Marta Máster dijo...

Hola: acabo de descubrir tu blog porque me lo recomendó 'Opiniones incorrectas'. Me gusta mucho la variedad de temas que tratas. En este momento he creado un blog dedicado a los jóvenes y al uso que hacen de las nuevas tecnologías. Te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog. Para mí también es un alivio dejar atrás las fiestas de Navidad con lo que conllevan de comilonas. regalos y estar felices porque toca...

Luis dijo...

¡Hola Marta! Voy a echarle un vistazo a tu blog y ya si eso intento ligar contigo, a ver qué tal.