11/6/13

Hombres, pls

Pero no seduzcáis a una mujer para nada, almas de cántaro. Ya sé que es difícil tener las cosas claras, sobre todo al principio; es algo que ya ha salido en mil y un capítulos de Cómo conocí a vuestra madre y que a todos nos ha pasado alguna vez, pero pensad un poco antes de hacer algo. Simplemente es un ejercicio de introspección, nada más. Quién soy, qué quiero, qué hago, qué cojones está pasando aquí. La gente muchas veces se lo plantea como pregunta retórica, pero dar respuestas concretas ayuda mucho a no meter la pata. 

Que por mi condición de hetero esto en principio no debería importarme, ojo; que cada uno haga con su vida lo que le salga del ojete. Pero no es tan sencillo. No es tan sencillo porque los comportamientos de otros terminan afectando a los demás, y uno acaba encontrándose a gente muy interesante que, comprensiblemente, para dejarse conocer te acaba pidiendo que mates al León de Nemea y a la Hidra de Lerna, que captures a la Cierva de Cerinea y al Jabalí de Erimanto, que limpies los establos de Augías, que mates a los Pájaros del Lago Estínfalo, que captures al Toro de Creta, que robes las Yeguas de Diomedes, el Cinturón de Hipólita, el Ganado de Gerión y las Manzanas del Jardín de las Hespérides, y al final bajar a los infiernos y capturar al chucho de tres cabezas. Y cuidado, que si queda alguna duda todavía tendrás que ganar a Merinos en una carrera de velocidad, lanzar la jabalina más lejos que Kermes el Persa, vencer en combate a Cylindric el Germano, conseguir salir de la Isla del Placer, sostener la mirada de Iris el Mago, comértelo todo en el banquete de Manekempix, pasar por el Antro de la Bestia y superar la burocracia de la Casa que Enloquece, cruzar un río infestado de cocodrilos pasando por un cable invisible, resolver el enigma del Venerable de la Cumbre, y pernoctar en la Llanura de los Muertos antes de la batalla final en el Coliseo. Es decir, que tienes que ser un pagafantas sin ni siquiera saber si te va a merecer la pena, y no, pasando, sobre todo sabiendo que en condiciones normales la cosa fluiría con naturalidad. La situación es como llegar a un merendero guapo y encontrártelo lleno de mierda de los que estuvieron antes. 

Vamos, que me remito al primer párrafo, por respeto a vuestros congéneres y a vosotros mismos.  No hay mucho más que decir. 

Iba a pedir disculpas por escribir un post claramente de relleno (y claramente teen) después de tanto tiempo sin actualizar, pero qué demonios, si esto es lo que más os mola de todo el blog. Quizá dentro de unos años publique un libro, eso sí, bajo pseudónimo.

3 comentarios:

Raquel dijo...

No sé tú, pero yo siempre leo y digo "la casa que enloquese". Herencia del doblaje de las pelis, supongo; así soy feliz.

Y por meter entradas de relleno no te preocupes. Mira precisamente Como conocí a vuestra madre: lleva 5 temporadas de relleno ya :D

Luis-kun dijo...

Jajaja no, si yo también lo digo, pero lo me dio por escribirlo normal. Y la isla del Plaser.

Raquel dijo...

Siii, las saserdotisas de la isla del plaser!!