22/8/12

Canarionos

Esta última semana no he posteado porque estaba en Tenerife, acogido en el palacio de L, saqueando a placer y violando a muchachas como si fuese una vulgar horda dothraki. Bueno, en realidad no ha sido tan épico, pero ha estado lo suficientemente bien como para hacer algunos comentarios y aburriros con diapositivas tomadas con la cámara de la Blackberry, que al igual que el resto del teléfono, es una basura de primer orden. Vamos allá. 
Lo primero que tenéis que saber al llegar a las Canarias es que la cerveza que se bebe allí es la Dorada. Es lo equivalente a nuestra Mahou, en sabor y en todo. Si pides Mahou por allí seguramente te dirán que no tienen, y pensarán algo tal que "pero qué disen estos malditos godos". No sé cuántos litros de Dorada me pude meter entre pecho y espalda, pero al final acabé pidiendo agua porque ya no podía más. Otra birra muy frecuente allí que es rara en la península es la Miller, que ocupa el lugar que suele ocupar la Coronita en la jerarquía cervecil.


Este señor es Añaterve, el mencey guanche de Güímar. Cuando los castellanos llegaron a Tenerife, la isla estaba dividida en nueve menceyatos (reinos) con sus correspondientes menceyes. En la plaza de Candelaria están las estatuas de los últimos nueve caudillos tinerfeños, muy guapas todas, aunque yo sólo fotografié a este buen hombre porque parece ser una especie de Señor de las Palomas y me lo imagino usando sus poderes para que las aves ataquen al enemigo. Hay memoriales guanches por toda la isla, erigidos por el mismo pueblo que los exterminó. Aunque todavía estamos lejos de la jeta de los gringos, con sus helicópteros Apache y sus misíles Tomahawk.

Esto es una lagartija. En la foto no se aprecia, pero allí las lagartijas son hasta el triple de grandes que las de aquí. Son una cucada porque se aprecian mejor sus rasgos lagartijiles.
Las Arepas del Negro Mario, un restaurante de comida rápida en un centro comercial de Santa Cruz. Las arepas son un plato típico venezolano que por cosas de la emigración ha terminado convirtiéndose en un plato típico canario. Por allí se come de puta madre; te hacen un queso frito que es como si Dios se corriera en tu boca, aunque lo que más me llamó la atención son las papas arrugadas, unas patatas pequeñas cocidas que se comen con la piel. Por cierto: terminantemente prohibido decir "patatas" en Canarias. 


El HiperDino, aunque visto de lejos parece un parque infantil como podría ser, por ejemplo, el Chiquipark, es un supermercado equivalente a nuestro Alimerka. No sé a quién se le habrá ocurrido que un dinosaurio puede tener algo que ver con un supermercado, pero desde luego la mascota mola más que la A de Alimerka, todo un prodigio de la imaginación, como bien sabéis. Aquí se venden las papas para arrugar.

 
Vista desde Punta de Teno, en el extremo occidental de la isla, con La Palma sobre el horizonte. También se podía ver La Gomera un poco más a la izquierda, aunque no logré sacar las dos islas juntas (tampoco pensé en dejarme la vida en ello). Al otro lado de Tenerife se puede ver Gran Canaria, siempre en días totalmente despejados. Desde lejos da la impresión de que son lugares vacíos, sin civilización, aunque sabes de sobra que no es así. Es una sensación rara. Punta de Teno es un paraje natural muy digno de visitar, como todos aquellos a los que se llega a través de una carretera podre con muchas curvas. Tiene una pequeña playita, pero la gente viene básicamente a ver el panorama y sacar fotos.

Uno de los túneles que van (o vienen, según se mire) a Punta de Teno. Me hacía ilu sacar la foto del paisaje enmarcado por el túnel. En Tenerife, a poca altitud que pilles ya tienes unas vistas geniales, y su geografía tan variopinta representa un sinfín de posibilidades para los amantes de la fotografía.

 Esto es el auditorio de Calatrava que tienen en Santa Cruz. A diferencia del Calatrava ovetense, que se caracteriza básicamente por ser una putísima mierda que no pega ni con cola en el skyline de la ciudad, el de Tenerife es bonito y adecuado a su localización y entorno. Santa Cruz es una ciudad un poco rara: es todo puerto y la playa más cercana está en el culo del mundo: si vives en el centro, tienes que ir en coche o en guagua sí o sí. Para mí no representaría ningún problema porque lo de ir a la playa no me va mucho, pero para los fans de tomar el sol debe de ser una putada. 

Y hablando de playas, aquí una foto del atardecer cerca de Taganana (los topónimos en Canarias suelen ser así de graciosos), en el extremo nororiental de la isla. Para llegar aquí hay que atravesar el gran bosque de laurisilva del macizo de Anaga, conduciendo entre las nubes por una carretera de muchas curvas y mucho, mucho desnivel. Al final de ello hay una acogedora playa de arena negra, con poca gente y gran belleza natural. Justo lo contrario de lo que hay en el extremo sur.

Eso que se ve en medio de la foto (o al menos he intentado que se viera) son niños jugando a construir fortines de tumbonas en una playa del municipio de Arona, al sur de Tenerife. Seguramente eran los que más estaban disfrutando en aquella ciudad. El sur es donde vienen los guiris a dar vergüenza ajena, ya sabéis, tomar el sol por el día y emborracharse por la noche, aunque también hay muchos destinos familiares. La consecuencia es que el sur es un sitio donde es todo fachada y realmente no hay mucho que ver, salvo el turismo en sí, por lo que puedes acabar haciendo una especie de "metaturismo". Que no está mal.

Para salir de fiesta es mejor La Laguna, que es más tranquilo y te fundes con la población nativa sin ningún problema. Lo malo es que cierran prontísimo y ni siquiera te dan tiempo a terminar lo que estás tomando, por lo que si eres nuevo te quedas un poco :roto2:. Pero bueno, es su cultura y hay que respetarla. Con un poco de práctica aprendes a pegar el último trago cuando quitan la música.

Un paisaje típico del Teide. En directo mola un millón de veces más que en las fotos, así que, si pensáis que no es para tanto, ya os digo que sí lo es. Se ven perfectamente las formaciones volcánicas, la colada solidificada y la peculiar flora local. Para los que no estamos acostumbrados a este tipo de ecosistemas es como estar en otro planeta. Se puede coger un teleférico hasta la base del cono terminal de la montaña, donde a ratos huele a azufre y hay buenas vistas. Desde allí hasta el cráter es un paseo, pero para subir es necesario obtener un permiso, por razones de conservación y tal.

Bueno, esto era un bosque hasta que se quemó. Una lástima.

Parece una ciudad alienígena, pero es el observatorio de allí. Hay mucha que sube al Teide por la noche para ver las estrellas porque, con telescopio o sin él, el cielo se ve de la hostia. Incluso en los días malos, como el que subimos nosotros, la imagen es espectacular. 

La foto que le saqué al cielo. La pongo para vacilaros. Para que se viese algo habría que gastar una pasta considerable en una cámara decente. Por cierto, allí es todo bastante más barato, así que también podéis aprovechar el viaje para comprar esa cámara decente o cualquier otra cosa.

Y no puedo terminar sin mencionar lo odioso que es volar en Ryanair. Poco espacio, asientos incómodos, y encima te dan una revista que ni siquiera te dan, porque te piden que la devuelvas al final del vuelo. Yo no la cogí, pero da la sensación de que lo hacen para echarte en cara que eres pobre. Y todo eso lo hace una aerolínea que no tributa en España y es la segunda más subvencionada. Ole sus huevos.

Ah, y calor. Mucho calor.

3 comentarios:

Opiniones incorrectas dijo...

Bellísima crónica, no sabía de tu viaje.
Hay que ver qué lagartijas más bien alimentadas.

Dr. Muska Von Droom dijo...

Se que llego bastante tarde pero di con este blog de casualidad (buscando Esvastica mal dibujada en google) y siendo de Tenerife te felicito por sacarme mas de una sonrisa con una entrada escrita con tanto cariño, se ve que gozaste en mi tierra.
Por cierto, si hubieras ido a los bares de LaLaguna dos o tres añitos antes... te habrias ido con mucho mejor sabor de boca.

sonia aroa montesinos gonzalez dijo...

hola si tambien hubieras ido al guachinche la era se come bien carne fiesta y escaldon
Si la cerveza dorada es buena yo tomo la sin y mi tierra es muy bonita y hubieras ido por los caminos de san andres hasta arriba hay fincas