22/8/14

10.000 km

Me pregunto y te pregunto si existe el cielo 
y si existe el infierno,
y si es posible que estemos los dos en los dos,
casi al mismo tiempo.
Habeas Corpus - Distancia


10.000 km. es el primer largometraje del joven director barcelonés Carlos Marques-Marquet, que se llevó varios premios (entre ellos el de mejor película) hace unos meses en un festival de Málaga al que me hubiera gustado asistir. Llevo tiempo con ganas de ver esta peli porque trata el tema de las relaciones a distancia, un tema que, sorprendentemente, el cine no ha explorado en demasiada profundidad, al margen del soldado que le escribe a su novia en las películas bélicas.

Bien, hay varios tipos de relaciones a distancia. Uno es el de las parejas que se conocieron personalmente pero que por determinado motivo, que hoy día suele ser laboral, tienen que separarse. Un caso conocido es el de Ted Mosby y Victoria: ella se va a Alemania a hacer cupcakes y durante un tiempo mantienen la relación, aunque al final la cosa no funciona. Bueno, la diferencia entre el mundo-gominola de HIMYM y nosotros es que las parejas de aquí tienen que separarse casi por cojones, mientras que Victoria podría haberse quedado perfectamente en Nueva York. 

Un subtipo podrían ser los que se conocieron durante unas vacaciones o algún tipo de evento lejos de casa, se les fue de las manos y decidieron tirar p'alante con el subidón del momento. No sé si sería un subtipo o una categoría distina, en este caso sería un subtipo según la taxonomía que estoy improvisando improvisadamente, pero se requeriría un análisis más serio y más científico y con más ejemplos sacados de comedias de situación. En cualquier caso, pilláis la idea.

El otro tipo de RAD sería el de la gente que se conoció por internet y otras variantes tecnológicas de telecomunicación, pero bueno, básicamente internet. dentro de esto hay subtipos varios. Hay gente, de normal la más desesperadilla, que se ennovió ya antes de conocerse en persona. Los hay que no se conocen en persona, pero que de facto ya están juntos y esperan a quedar para hacerlo oficial, por todo eso de que no se rían de ellos y tal. Y también hay gente que queda sin ánimo de echarse una novia o un novio y, bueh, se les va la pinza. Etcétera.

Desde el punto de vista psicológico, las personas que mantienen una RAD parecen normales. Se suelen ver a sí mismos como héroes de una historia de amor épica, lo cual en una sociedad obsesionada con el amor romántico hasta niveles enfermizos, pues oye, mola. Aunque a veces lo dramatizan mucho, básicamente la estructura anímica para una RAD a nivel, como mucho, europeo, es como la de una semana normal y corriente, pero con los plazos más dilatados, o sea: emoción a medida que se va acercando el finde, subidón durante el finde y bajonazo el lunes.

Dicho esto, Álex (Natalia Tena) y Sergi (David Verdaguer), los dos jóvenes hipsters que protagonizan este filme en el que no falta algún que otro desnudo gratuito, mantienen una relación intercontinental y del primero de los tipos señalados arriba: ellos estaban viviendo juntos y de repente a ella le conceden una beca para irse a Los Ángeles. Y se va, como Victoria. Lo que sale de esto es una película que afortunadamente prescinde de los convencionalismos del cine comercial, sin cámaras lentas y reduciendo las canciones moñas al mínimo, y dentro de la diégesis. Por otra parte, aunque en teoría era (o debería ser) una película para emocionarse, a mí personalmente no me dijo nada. Me pareció  poco creíble, especialmente la secuencia final. Además tuve la impresión de que Marques-Marcet se pasó un poco con los planos medios, desaprovechando las posibilidades expresivas que te puede dar un primer plano bien metido. La peli hubiera dado para ello, aunque las conversaciones fueran por Skype. Una lástima por esto último, pero, a pesar de todo, creo que en general está bien hecha y no me pareció para nada una mala película. De hecho sus la recomiendo, sobre todo a los freaks de las relaciones a distancia. Quiero decir, sobre todo a las freaks de las relaciones a distancia. A las tías os encantan estas cosas.


2 comentarios:

Jadeth dijo...

ah, siii? a las tías nos encantan estas cosas????
GRRRRR cyber-puñetazo en tol ojo!!!!


y hablando de la película... pensaba que iba sobre gente que se conoce a través de internet y se enamora y por lo que sea aún no pueden reunirse en persona, no sobre gente que ya son pareja y por su carrera tienen que separarse un tiempo... éste último es una tema más común en la historia de la humanidad y no solo del soldado que le escribe a su novia xD

un saludo!

Luis-kun dijo...

A las tías os encantan estas cosas totalmente xd A mí me hubiera gustado más que fuera sobre lo que vos dices, que es un tema más familiar para mí, pero bueno, ya se hará. O si no cuando ahorre algo de pasta la hago yo.