28/12/12

Ganar dinero fácil

Bueno, como sabéis, estoy en paro. Aunque no me arrepiento de haber estudiado Historia (y volvería a hacerlo, por favor, dadme una máquina del tiempo, que se me ilumina la cara de ilusión cada vez que tengo que pasar por la facultad), reconozco que ha sido un jackass en la larga duración, como diría Braudel. A estas alturas ya he explorado diversas posibilidades para encontrar algo con lo que ganarme la vida, pero no he tenido mucho éxito. Al final he terminado por colgar un anuncio en internet, ofreciendo el clásico trueque sexo - dinero, adjuntando un par de fotos y avisando de que no era ningún profesional, sino una persona normal y corriente que necesita hacer algo con su vida. Al principio fue "de risas", ya sabéis, como lo de registrarse en Badoo, a ver si pasa algo. Y algo pasó.

Primero contactó conmigo una señora de un pueblo que hay cerca de Avilés, preguntándome que si estaría disponible para un viernes por la noche. Pensé en pasar del tema y poner un post en el blog comentando el resultado de mi último experimento sociológico, pero dije "bah, qué coño", y di el paso, no sin antes comunicarle (para que luego no hubiera quejas) que iba a ser mi primera vez y que era posible que no todo saliese tan bien como pensaba. No puso ninguna objeción, así que cogi el coche y puse rumbo hacia el hostal donde me había citado. Era una señora de unos cincuenta y tantos, no demasiado atractiva, pero se notaba que se había arreglado para la ocasión y eso la hacía más o menos potable. Me explicó (esa manía que tiene la gente de justificarse) que había descubierto que su marido se iba de lumis y que quería pagarle con la misma moneda, a lo que yo sólo pude responder que me parecía una decisión estupenda. Por decir algo, vaya, porque realmente me parece una decisión de mierda. El caso es que subimos, y bueno, al principio fue un poco embarazoso, porque sabéis que a los tíos cuando estamos nerviosos no se nos levanta ni con polea, pero la señora se mostró paciente y comprensiva, y finalmente todo acabó funcionando correctamente. Me lo pasé bien y acabé con la sensación de que lo hubiera hecho gratis, aunque luego no rechacé lo que fue "mi primer sueldo", por supuesto. Ella me dijo que tal vez me llamase algún día para repetir, aunque me sonó al típico "ya te llamaré".

Poco antes de mi estreno avilesino, había contactado conmigo un tío (en el anuncio se me había olvidado especificar a quién iban dirigidos mis servicios). Yo le comenté que en principio no es que rechazase trabajar con hombres, pero que era hetero y no sabía hasta qué punto podría rendir adecuadamente con un maromo, ya me entendéis. Fue entonces cuando me ofreció 300 eurazos con la única condición de que me dejase dar por detrás. Casi na'. Luego me explicó que era por no sé qué de una fantasía, pero no le presté demasiada atención porque en ese momento lo único que tenía en mente era la pasta. Me dio un poco de canguelo porque me citó en su piso, pero al final resultó ser una persona de mediana edad normal y corriente. Al menos dentro de lo que cabe, porque muy normal no se puede ser cuando le propones a alguien que no conoces hacerlo a pelo, y encima pagando más. Obviamente no lo acepté, y por fortuna él no puso no puso ninguna objeción. No voy a dar más detalles, pero añadiré que al final le dije, medio en serio medio en broma, que no tendría ningún problema en hacerme oficialmente gay si me seguía pagando tan bien, pero se rió y declinó mi oferta. Una lástima.
Ojo, que todo esto sucedió en semana y media. Evidentemente tengo intención de seguir en el negocio por mucho tiempo. Tal vez no me dé para independizarme de forma digna (y, aunque me diese, tendría que ocultarlo, porque a ver cómo explico a mi familia tales ingresos), pero sí para permitirme algunos caprichitos. De hecho, ya estoy mirando vuelos a Australia, que últimamente me ha dado no sé qué con ese país y además tengo ganas de un viaje largo.


4 comentarios:

Laura dijo...

Va, Luis, no seas crío. ¡Cúrrate más las inocentadas! XD
Espero no haberme equivocado de entrada al comentar, como me pasó en la última :P
Besicos vierneseros.

Raquel dijo...

Féliz día de los inocentes a tí también, Luis! :P

PD: nada más abrir el ordenador abrí tu blog para leer tu entrada de este día.

Opiniones incorrectas dijo...

Jajajajajajaja felicidades por tus primeros sueldos, Don Inocencio xD

Luis-kun dijo...

Jajaja qué calado me tenéis, voy a tener que buscarme nuevas lectoras xd