30/11/12

La vida del parado es muy dura

Hoy me he enfrentado a un proceso de selección de un curso del paro. Había casi doscientas personas apuntadas para quince plazas, así que tuvieron que organizarnos en dos tandas porque no cabíamos en la sala. Ojo: era un proceso de selección para un curso, no para un trabajo ni para una orgía con las chicas de Deusto. Vaya movida. No sé si tengo muchas posibilidades porque el curso es de servicios bibliotecarios y en ese sentido tengo una cualificación adecuada y bastante por encima de los requisitos mínimos, pero por otra parte tengo el hándicap de tener poca antigüedad en el paro, de ser menor de 45, hombre y sin discapacidades. Tampoco es que me preocupe mucho; ya habrá más procesos de selección, o eso espero. Lo que más me preocupa es la situación en general, que me recuerda a esa imagen de la chusma peleándose por pillar sitio en uno de los últimos botes salvavidas del Titanic.

Luego pones la tele o abres el periódico y te sale un payaso con corbata explicando que si no se hacen más recortes y privatizaciones nos iremos al abismo. Señores, el abismo es ahora. Cuando alguien dice que la solución pasa por profundizar en lo que se ha venido haciendo estos últimos años, yo siempre me acuerdo de lo siguiente: 

O, como explicó magistralmente el otro día Íñigo Errejón:

Al final, como decían por las redes sociales, cuando salgamos de esto vamos a estar tan acojonados que trabajaremos doce horas al día por cuatro duros, y encima darmos las gracias. Eso es lo que quieren en última instancia.

3 comentarios:

AitorL dijo...

Uff, yo mismo he ido la semana pasada a una prueba de acceso para un curso de esos, y la masificación rozaba los límites de lo absurdo (obviamente, formo parte de la gran mayoría de NO admitidos).

Y este mismo miércoles he hecho una por la mañana y otra por la tarde, también con una cantidad indecente de "competidores". Aún me queda por saber una de ellas, pero me puedo imaginar el resultado.

Si tiene que llegar el caos... que llegue ya, y que sea devastador.

Un saludo.

Opiniones incorrectas dijo...

Durante el poco tiempo que estuve en el paro, fui a una entrevista para un curso de inglés comercial. Aquello estaba abarrotadísimo. Encima, no me cogieron porque consideraron en la carta que pedían un nivel medio y el mío era superior a lo que buscaban. What??? Si no tenía ni zorra de inglés comercial, como iba a ser superior???
Luego hice un curso de gerente de empresas y tan contenta. Era un año y pico más joven e inexperta.

Luis-kun dijo...

Pues sí, Aitor, ¡y espero ser partícipe de ese caos!

Eva, a veces parece que los criterios están hechos de forma que pie a que seleccionen a los alumnos con una ruleta xD

Un saludo.