21/2/12

The Lapp Job

Salió ayer por la tele uno de los jefazos de la patronal diciendo que habría que quitarle el subsidio de desempleo al que rechazase una oferta de trabajo, aunque fuese en Laponia. No sería yo el que rechazase una oferta de trabajo por allá: aprender idiomas rarunos, conocer a Papá Noel, ver la aurora boreal, disfrutar de la legendaria belleza de las chicas nórdicas, tomar cervezas impronunciables y escuchar el mejor viking metal. Y salir en Españoles en el Mundo. Y partir una enorme montaña de hielo de un puñetazo para volver a casa con la armadura de bronce del Cisne. El caso es que, como era de esperar, mucha gente se cabreó con este señor porque hay familias y/o relaciones afectivas que mantener y uno no puede irse así como así. Aunque yo creo que el cabreo, más que por las declaraciones en sí, es por la rabia que da ver que los de la CEOE pueden permitirse chulerías en público porque cuentan con el respaldo al 100% del gobierno y de la policía.

Pero hay algo en la que la mayoría de la gente no ha reparado, y como una de las funciones de este blog es decirle al mundo lo que otra gente no dice, me veo obligado a mostrar un pantallazo de Intereconomía:


¿Nadie observa nada raro?

¡Lleva un traje feísimo! Por favor, esa textura de cuadros sólo queda bien en las faldas rojas de tipo colegiala, y la corbata a juego es un horror, sobre todo si tenemos en cuenta que esa americana sólo queda bien con pajarita (y la pajarita sólo queda bien en anticuarios). El tío debió de ser consciente de las ganas de hostiarle que provoca ir vestido así, como si fuese un emisario del pasado con la misión de devolvernos a las cavernas, y por eso decidió optar por el recurso facilón a la frase polémica. A Laponia debería ir él con ese traje. O, ya puestos a pasar frío, a un campo de trabajo en Siberia.

2 comentarios:

AitorL dijo...

En serio, a veces creo que la gente lleva el masoquismo a un ámbito más allá del meramente íntimo, buscando el placer sexual en un linchamiento público.

Que alguien me diga si este sujeto no ha dejado implícita la frase: "dadme de hostias, que me pongo burraco".

Luis-kun dijo...

Jajaja yo creo que me pondría burraco dándole de hostias.