5/12/11

Acero puro

¿Os acordáis de aquel capítulo de Los Simpsons en el que Homer se hacía pasar por robot para que Bart pudiera participar en un torneo de peleas de robots? El Jefe Machacahomer. Pues esta película es una mezcla entre eso y Rocky I.  Por otra parte, Hugh Jackman es el típico macarrilla venido a menos que por avatares de la vida se tiene que hacer cargo del típico niño tocapelotas mientras se liga a la típica tía buenaque sólo está ahí para enamorarse del protagonista. Nada que no hayamos visto ya, por ejemplo, en la película de Ted Mosby que comenté hace unos meses.

El resultado es un collage aburrido por predecible y cutre por incoherente. No suelo soltar spoilers en mis críticas, pero me veo obligado a hacer una excepción: para ilustrar que la escalada de los protas empieza desde lo más bajuno, el primer combate es contra el típico punky madmaxiano con aires de loco. Por favor, que estamos en el siglo XXI. Les faltó ponerle al malo la etiqueta de comunista para resaltar su maldad (el malo es el típico asiático con aires de empresario multimillonario, un cliché que tampoco es que tenga mucho de aséptico). 

Un remix malo de cosas típicas que os recomiendo encarecidamente no ver.  Y mira que soy poco exigente...

No hay comentarios: