30/8/11

Una pequeña verdad



Ni el mismísimo Bernays hubiera conseguido de forma tan asombrosa que la gente fuese capaz de obviar incluso la realidad que tiene delante de sus narices (y nunca mejor dicho).

Y es que las campañas publicitarias de Axe son tan burdas que frecuentemente caen en el machismo más descarado, pero hay que reconocer que la marca de Unilever ha logrado una imagen corporativa lo suficientemente poderosa como para ocultar lo más importante: que la gran mayoría de sus desodorantes huelen como el culo. No es que lleguen al nivel de espanto que provoca la colonia de garrafón, pero poco les falta.Tienen más de treinta tipos y, de los que he probado, que no han sido pocos, sólo se salva el Marine, o sea, el de toda la vida. Y aun así, tampoco es para tirar cohetes.

Chicos: ya no estamos hablando de que Axe no os va a ayudar a ligar. Eso ya lo sabe todo el mundo. Pero yo creo que, además de no ayudar, espanta a los posibles ligues.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Um... pues a mí el de chocolate me vuelve bastante loca, igual es problema de mis células olfativas. Del resto no puedo hablar. Y respecto al machismo de los anuncios, estoy totalmente de acuerdo y me repatea mucho.

Luis-kun dijo...

El de chocolate lo tuve y no me enteré de que era de chocolate hasta que me lo dijeron xD Hay perfumes de "olor a comida" buenos, pero para mi gusto este no es el caso.